Zapatos de tacón ancho: la comodidad vista desde las alturas
   0 Comments
Zapatos de tacón ancho: la comodidad vista desde las alturas

Cuando se acercan las ocasiones especiales, eventos de calado o fechas en las que se busca un outfit más arreglado de lo habitual, las usuarias de calzado femenino giran la vista hacia su calzador y sus ojos se centran en un mismo tipo de calzado: los tacones. Estilizan la figura, mejoran el porte y permiten una perspectiva más elevada, pero pueden ser incómodos, molestos y suponer una carga si se utilizan durante ratos largos. Pero hay una solución: los zapatos de tacón ancho.

Aunque un tacón fino pueda acentuar esa imagen de estilización o ser más acorde a looks de etiqueta muy concretos, lo cierto es que aumentar el grosor del tacón implica que el impacto del zapato sobre el talón se reduzca.

Los tacones, incluso aquellos más cómodos y de calidad, son anatómicamente complicados para periodos prolongados, lo que hace que muchas personas que se los calzan con regularidad lleguen, incluso, a tener problemas físicos por ello.

Los daños más habituales pueden ser durezas en los pies o problemas para personas con juanetes, pero un abuso demasiado extendido en el tiempo de un calzado inadecuado llega incluso a provocar artrosis o desestructuraciones musculares. Subir el cuerpo esos centímetros hace que no camine y adopte posturas naturales, lo que a largo plazo puede suponer problemas importantes y hasta operaciones quirúrgicas.

Zapatos de tacón ancho

Esos problemas pueden tener una solución de doble vía. Los zapatos de tacón ancho son sin duda la respuesta predilecta: amplían la superficie con la que se impacta contra el suelo, lo que reduce la carga sobre los talones, pero también dan un mayor soporte a la estabilidad del caminar y al sufrimiento de los tobillos con las alzas demasiado estrechas.

Pese a eso, sigue siendo preferible ir con un zapato más plano que con un tacón ancho: las posiciones articulares , aunque sufran menos que con un tacón fino, tampoco son las naturales. Es un recurso útil al que acudir cuando ponerse tacones es un requisito formal, pero no la respuesta a todos los problemas.

Por todo ello, y aunque los zapatos de tacón ancho son preferibles (y más cómodos) que los recurrentes tacones de aguja, para nuestra columna vertebral, salud podológica y bienestar corporal general no hay nada como un zapato cómodo y bien armado a nivel anatómico. En Team Shoes somos especialistas en distribución de calzado de calidad y enfocado a la comodidad: ¿Hablamos?

Comments

Log in or register to post comments